top of page

¡Soledad y Navidad!

El mundo te obliga…Navidad = felicidad = armonía = compañía = amor, etc...


Los humanos somos tan ingenuos que nos creemos estas premisas sociales y no pensamos que debajo del brillo de las luces, debajo del rojo brillante y plata de Papa Noel, muchas veces o casi siempre encontramos muchas personas diferentes:


  • Con alegrías diferentes y con malestares diferentes.

mesa-de-navidad
  • Mucho acercamiento impostado y bondad sobreactuada, tan frecuente como próxima.

  • Reacciones hipomaníacas, acompañadas de compras compulsivas y voracidad desatada, son las protagonistas de muchas reuniones tan incómodas como forzosas.

  • Idealizamos, afirmamos, pensamos y suponemos que en casa del vecino los macarrones saben mejor...

  • Es una mera idealización, es un gigante con pies de barro.

  • Como todo en la vida, nada tiene mucha importancia, todo es relativo y efímero, y hoy y mañana, son dos días más, que en muchas personas marcan duelos, hitos y faltas, recuerdos y desacuerdos.



Dice mi hermana Cris que nada es importante y tiene razón. Sólo existe lo que creemos que existe o lo que imaginamos que no existe. O existe o no, si queremos o no.


Hoy es hoy y pasa, no es obligatorio reír, amar, comer, acompañar, no es obligatorio nada. La única obligación que es importante, es que puedas acompañarte a ti mismo, solo o en compañía y acompañar tus anhelos y tus presencias, o tus ausencias con otras presencias, si tienes el privilegio de compartirlo con gente y si no, lo compartes contigo mismo.



27 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

¿Como influyen los pensamientos, deseos o recuerdos reprimidos en nuestro comportamiento?. Según la teoría de Sigmund Freud, conocido como el padre del psicoanálisis, esos traumas procedentes de exper